Categories

A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.


Chistes largos

Un cuento de hadas, la dama caritativa, la reencarnación y ¡maldito viejo!




1) El cuento de Hadas más corto:

Ustedes saben que los cuentos de Hadas se caracterizan por tener un final feliz. Este lo tiene sin duda alguna.

Había una vez un príncipe que le preguntó a la Princesa:

– “Te querrías casar conmigo ?”.

Y ella le respondió de modo frío y cortante:

– “NO!!”.

Y el príncipe vivió feliz muchos años, iba a pescar, a cazar, a jugar golf todos los días con sus amigos, tomaba mucha cerveza y hacía el amor con muchachas fáciles.

Y así fue feliz y se comió una perdiz. Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.


2) Caritativa

Los hombres pueden ser generosos… y las mujeres también. Sólo aquellos desprendidos y valientes son capaces de ceder su propio bienestar por el de los demás.

Leamos el Diario íntimo de una mujer…

– Día 1, Querido diario…

Ya estoy preparada para este hermoso crucero. Empaqué mis mejores vestidos. Estoy excitada!!

– Día 2, Querido diario…

Estuve todo el día en el mar, estuvo hermoso, y vi algunos delfines y ballenas. Que hermosas vacaciones he empezado!! Hoy me encontré al Capitán y me pareció un lindo hombre.

– Día 3, Querido diario…

Hoy estuve en la piscina. También hice un poco de surf y tiré algunas pelotas de golf. El Capitán me invitó a su mesa para cenar. Fue un honor y la pasé maravillosamente. Es un hombre muy atractivo y atento.

– Día 4, Querido diario…

Fui al Casino del barco y me fue bárbaro…. gane $200. El Capitán me invitó a cenar con él en su cuarto. Tuvimos una lujosa cena con caviar y champagne. El me preguntó si me quedaba en su cuarto y decliné la invitación. Le dije que no quería serle infiel a mi esposo.

– Día 5, Querido diario…

Volví a la piscina y me broncié un poco al sol. Decidí ir al piano bar y pasar allí el resto del día. El Capitán me vio y me invitó con unos tragos. Realmente es un hombre encantador. Me preguntó otra vez si lo quería visitar esta noche a su cuarto y le dije que no. Me dijo que si seguía en esa postura él se volvería loco y hundiría el barco. Yo estaba aterrada.

– Día 6, Querido diario…

Hoy salvé a 1,600 personas…¡¡¡Dos veces!!!


3) Reencarnación:

Y si fuese cierto que regresamos una y otra vez en el eterno ciclo de la vida ? Qué le gustaría ser a Usted en su regreso ?

En esta vida soy una mujer.

En mi próxima vida, quiero reencarnarme en una osa.

Cuando eres una osa, hibernas. No haces nada excepto dormir por seis meses. Puedo vivir con eso.

Antes de hibernar, se supone que comes hasta perder el conocimiento. Puedo vivir con eso, también.

Siendo una osa, tus hijos (del tamaño de una nuez) nacen mientras estas durmiendo, y cuando te despiertas ya están parcialmente criados y son unos cachorros adorables. Definitivamente podría vivir con eso.

Cuando eres una mamá osa, todos saben que no hay que meterse contigo. Aporreas a cualquiera que moleste a tus hijos. Si tus hijos se hacen los vivos, los aporreas también. Podría vivir con eso.

Cuando eres una osa, a tu compañero no le molesta que te levantes gruñendo. Le gusta que seas gorda y peluda.

¡SI! ¡Definitivamente, quiero ser una osa!


4) Maldito Viejo !

La edad pasa para todos… el secreto es que USTED no se vea viejo.

¿Alguna vez te has sentido culpable al ver tus contemporáneos y pensar “seguro no me veo tan vieja?”.

Entonces esto te va a encantar.

Estaba en la sala de espera para la primera cita con un odontólogo nuevo en la ciudad. Leí su nombre completo en el diploma y recordé un chico alto, apuesto, de pelo oscuro, compañero de clase en bachillerato hace poco más de 40 años.

– ¿Sería el mismo muchacho que me gustaba en ese entonces?

Al verlo descarté la idea rápido, este hombre canoso, casi calvo y tan arrugado estaba muy viejo para ser mi compañero. ¿¿¿o sería???

Al terminar el examen le pregunté si había asistido a la preparatoria Morgan Park.

-Si, si! -contestó orgulloso-.

-¿Cuándo te graduaste? -pregunté-.

-En 1959, ¿por que preguntas?

-ESTABAS EN MI CLASE ! -exclamé-.

Me miró de cerca y luego este feo, viejo y arrugado triple hijue… me preguntó:

-¿ QUE CLASE DABAS ?


Deja un comentario