Archives

A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.


Cómo cultivar

Champiñones




champiñonensalaHistoria

La especie más popular de champiñón es Agaricus bisporus y pertene a la familiaAgaricaceae. Hablamos del champignon de color blanco que a su vez tiene algunas variedades.

El uso del champiñón en el arte culinario se sitúa hacia principios del siglo XX en París, Francia. De ahía que en un comienzo este alimento se conocía como “seta de Paris”. En la actualidad esta hongo se consume en todo el mundo.

La siembra

La temperatura ideal para el cultivo de estos hongos es de 12º a 14º C., con una humedad ambiental del 75-80%. Así y todo, crecerán sin inconvenientes aún si la temperatura es de entre 8-18º C., es decir de fría a media. Lo original de este producto es que durante el proceso de cultivo juega un papel fundamental el contenido en CO2 del ambiente. Éste no debe superar el 0,1% y es por eso que es importante tener una buena aireación ambiental.

A diferencia de otros cultivos, los hongos no tienen clorofila por lo que no pueden alimentarse de las sustancias minerales que hay en la tierra. Es por eso que necesitan desarrollarse sobre un sustrato, que puede ser estiércol, para así satisfacer sus necesidades.

Para un buen desarrollo hay que prestar atención a varios parámetros: nutrientes, temperaturas, humedad, dióxido de carbono, etc. La siembra se realiza en cuevas, bodegas, minas o túneles, es decir sitios oscuros y frescos. Puedes cultivar tus ejemplares en bolsas especiales diseñadas para tal fin e ideal para los más novatos o bien hacerlo en bandejas de madera de 6 pulgadas de profundidad rellenadas con sustrato.

Cuando la temperatura del compost llega a los 23-24º C es hora de inyectar los micelios (la masa de hifas que forma la estructura vegetativa de un hongo) en el sustrato utilizando una jeringa de plástico. Es importante mantener el sustrato caliente durante dos semanas para así estimular el crecimiento del micelio y las raíces blancas. Lo ideal es una temperatura de 70 grados Fahrenheit y puedes utilizar una almohadilla eléctrica.

Cuando veas que se han formado las raíces quita la almohadilla pues de aquí en adelante la temperatura del sustrato debe ser fría. Cubre con una capa de tierra o musgo y coloca una tela delgada sobre ella durante 10 días aproximadamente. El revocado dificulta el desarrollo del micelio del hongo y lo obliga a fructificar.

Por último, quita la capa y continúa humedeciendo el suelo dos veces al día hasta que aparezcan los primeros brotes de champiñones.

Ficha cultivo champiñones | EcoHortum

El riego

Durante la fase de crecimiento, hay que rociar la capa de tela con un atomizador de agua varias veces al día. Siempre hay que mojar la tierra pero nunca los champiñones. Es importante prestar atención a la calidad del agua: lo mejor es el agua de lluvia pero sino hay que utilizar agua mineral. Luego hay que humedecer la zona dos veces al día.

Plagas y enfermedades

A la hora de cultivar champiñones en tu huerto en casa debe saber que las plagas más conocidas son ciertos ácaros, algunos nematodos y varios insectos:

  • Araña blanquecina: producen cavidades irregulares en el pie y sombrerillo.
  • Araña rubia: provoca el desdoblamiento de las raíces del hongo.
  • Araña roja: produce irritaciones a los obreros.
  • Dípteros: una plaga cuyas larvas estropean el micelio del hongo, causando fallos en la fructificación, y dañan los hongos ya formados.
  • Escarabajos: producen pequeños orificios ovales sobre el sombrerillo.
  • Nemátodos: destruyen el micelio del hongo.

Las enfermedades más comunes son:

  • Mancha bacteriana o “gota”: provoca manchas amarillentas en el sombrerillo, de aspecto pegajoso y en forma de gotitas.
  • Burbuja seca o mole: provoca deformaciones y termina pudriendo el champiñón.

La cosecha

Cuando las cabezas de alfiler se conviertan en champiñones de tamaño completo es momento de recolectarlos. Están maduros cuando el pie del hongo se hace un poco flexible y todo el champiñón se hace más blando al tacto. Es importante cosecharlos  antes de se haya roto el velo que cubre el himenio.

Hay que arrancarlos con cuidado para no dañar el cultivo. ¿Cómo es el método? Debes coger suavemente el sombrerillo entre los dedos y realizar un movimiento de torsión. Evita cortarlos para así no crear focos de pudrición. Se aconseja consumirlos en el momento pues es cuando tienen mejor sabor. Otra opción es secarlos para usarlos más adelante.

champiñonCuidados imprescindibles

Realmente cultivar champiñones en tu huerto en casa es complicado, pero se puede realizar con invernaderos con tapa obscura para facilitar su desarrollo. A continuación algunos consejos básicos:

– El sustrato por lo general es de estiércol natural, preferentemente de caballo o asno. Debe proceder de animales trabajados y que no coman forrajes frescos o alimentos verdes pues debe estar compuesto a base de paja de trigo o de centeno.

–  Los diferentes tipos de champiñones requieren distintos tipos de sustrato.

–  La temperatura ideal y constante del cultivo es de 12-14º C. Si las temperaturas son inferiores a 10º C, el cultivo va muy lento. Si supera los 18º C, los hongos se deforman y hay mayor incidencia de enfermedades.

Agudiza tus habilidades y atrévete a cultivar champiñones. Aprenderás mucho durante el proceso… y ¡deleitarás a tu paladar!

 

 

 

-Ecohortum.com


Deja un comentario