Archives

A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.


Cómo cultivar

Lechuga




La Lechuga: Con una buena selección de variedades uno puede tener lechuga todo el año.¿Directo en la tierra o en almácigo? Tierra

lechuga1

Origen: Proviene de Asia Menor y deriva, probablemente, de la lechuga silvestre. Su uso como planta comestible y medicinal se remonta a 500 años a.C. por lo menos.

Tipo de Tierra: La Lechuga le exige al suelo dos cosas, la primera es que  sea muy rico en nutrientes y la segunda es que drene muy bien. Para esto basta con echar una buena cantidad de humus a la tierra donde las vamos a plantar. El humus es muy rico en nutrientes y ademas actúa como una esponja, reteniendo el agua pero dejando pasar el exceso.

Las lechugas no crecen bien en suelos pesados, es por eso que no se recomienda plantarlas en terrenos arcillosos. Si es que tuvieramos un terreno arcilloso en el huerto basta con agregar compost y estiércol  durante un par de años y éste se trasformará en un suelo apto para las lechugas.

La Lechuga gusta de suelos con Ph entre 6 y 7 para desarrollarse.

Germinación: La lechuga se puede sembrar  directamente en el huerto, en su macetero definitivo o en un cajón para almacigos para posterior trasplante. Hay que encargarse de proporcionarle un medio fresco para germinar, sino ésta nunca saldrá de la semilla. Para esto debemos mantener siempre húmeda la tierra y si hace mucho calor podemos enfriar las semillas entre 2 hojas de papel secante en el refrigerador por un par de días antes de sembrarlas. Se plantan en los huertos en hileras distanciadas por 30 cm y en la misma hilera las lechugas se separan 25 cm entre ellas, en los maceteros basta con dejar un espacio con radio de 25 cm por lechuga para lograr un buen desarrollo de éstas.

Se puede plantar lechuga para consumir en primavera, verano,  otoño y  invierno si es que se vive en una zona con clima templado. Las lechugas de invierno deben sembrarse directamente en la tierra a principios de otoño. Las lechugas de primavera se germinan en almácigos a fines del invierno y luego se trasplantan al llegar la primavera. Las lechugas de otoño y verano se siembra directamente unas 8 semanas antes de ser consumidas.

Exposición al Sol: La Lechuga gusta de climas húmedos y frescos. Por lo cual temprano en primavera, en otoño y en inviernos cálidos se puede dejar a pleno sol. Pero en verano se recomienda dejar en un lugar a la sombra  sino la planta crecerá como una torre hacia arriaba y terminará dando flores y semillas.

Por el otro lado la lechuga no tiene problemas para crecer en lugares sombríos.

Riego – Agua: A las lechugas les encantan los suelos húmedos, por lo cual tenemos que evitar que el suelo en el que estén se seque. Esto nos proporcionará lechugas más tiernas y  sabrosas.

Recolección: Las Lechugas no se deben almacenar, se sacan directo del huerto o de los maceteros en el momento que se quieran consumir.

Las Lechugas se pueden cosechar desde que son muy chicas hasta que alcanzan su tamaño final, durante toda esta etapa son muy ricas. Al final todo depende de los gustos de cada persona el momento en que se quieran cosechar. Lo que sí hay que tener cuidado que éstas no sobre maduren ya que se pueden poner muy amargas.

Consejos Básicos: Existen muchas variedades de lechugas, cada persona debe elegir las variedades que más les gusten y las que mejores se adapten a las condiciones climáticas y físicas de los huertos o macetohuertos.

La tierra en los maceteros se seca mucho más rápido que la tierra en el huerto, pero tiene la gran ventaja que se pueden mover fácilmente. Por lo cual, si vemos que nuestras lechugas estan achicharradas en los maceteros, es cosa de moverlas a un lugar más sombrío.

Se recomienda no sembrar toda la lechuga de una sola vez, sino ir desfasando la siembra. Esto nos permitirá tener cosechas durante más tiempo y nos ayudará a no perder lechugas porque maduraron demasiado y se volvieron amargas.

Se recomienda atar las lechugas una o dos semanas antes de cosecharlas. Esto hará que esten más blancas por dentro y al la vez ayudara a que no le entre agua a la lechuga. El agua en la lechuga favorece a que se pudra.

Especificacioneslechuga (1)

¿Cuándo plantar? Casi todo el año

¿En cuánto tiempo se cosecha desde plantado? 20 a 65 Días

Volúmen recomendado para plantar en maceteros: 3 Lt

Profundidad mínima del macetero: 10 cm

Distancia entre una planta y otra en el huerto: 25 cm

Distancia entre líneas de plantación en el huerto. 30 cm

 


Deja un comentario